ANÁLISIS DEL SUELO

El análisis del suelo suele efectuarse para comprobar si la tierra todavía contiene un nivel aceptable de sales nutrientes para (re)utilizarlo. No es deseable que ciertos valores sean demasiado altos, porque a menudo dificultan el buen desarrollo de las plantas. Por ejemplo, no conviene que el valor de sodio sea > 3,0 mmol/l. A partir de ahí, comienza a desplazar a otros iones con carga positiva, como el calcio y el magnesio, de modo que la planta ya no los puede absorber. En consecuencia, un exceso de sodio provoca una carencia de calcio y magnesio.

En el análisis del suelo (tierra, sustrato de coco, etc.) se estudian los siguientes valores:

PH

pH

CE – Conductividad eléctrica

mS/cm 25°C

 

 

Cationes – mmol/l

 

Amonio

NH4+

Potasio

K+

Sodio

Na+

Calcio

Ca+

Magnesio

Mg+

Silicio

Si+

 

 

Aniones – mmol/l

 

Nitrato

NO3

Cloruro

Cl

Azufre

S

Bicarbonato

HCO3

Fósforo

P

 

 

Oligoelementos µmol/l

 

Hierro

Fe

Manganeso

Mn

Zinc

Zn

Boro

B

Cobre

Cu

Molibdeno

Mo

 

Se necesita una muestra de suelo (tierra, sustrato de coco, etc.) de 600 gramos. Asegúrese de que esté bien mezclada, es decir, que represente el contenido promedio de la tierra, ya sea de campo abierto o de macetas, etc. Preferiblemente, utilice un perforador para obtener diversas muestras de la parcela o las macetas, a diversas alturas, y mézclelas.

Puede entregar la muestra en una bolsa de plástico. No olvide escribir un nombre, por ejemplo invernadero 4, jardín occidental, el nombre de la parcela, etc. Nosotros la codificaremos con un número. Tanto el nombre como el número aparecerán en los resultados del análisis.

Solicitar una cotización